Como Medir La Velocidad De Carga De Tu Web y Mejorarla

velocidadcargaposicionamientoweb1

¿No sabes lo que es la velocidad de carga de tu web y por que es tan importante?

Hay mucha gente que cuando crea su web, no presta atención a su rendimiento. Este es un gran error, ya que con eso solo estás consiguiendo perder visitas.

¿Quieres aprender a dominar la rapidez de tu web y conseguir que corra a lo Usain Bolt?

¿Qué es el WPO y por qué es tan importante?

Las siglas WPO corresponden a web perfomance optimization o, en español, optimización del rendimiento web.

Para que sea sencillo de entender, WPO es el término que se usa para hacer referencia a la velocidad de carga de tu web. Es decir, al tiempo que se tarda en visualizar la página desde que el usuario hace clic para entrar.

Pero como te habrás imaginado, si estoy escribiendo este post es para enseñarte por qué es tan importante la velocidad de tu página.

El rendimiento de tu web te afecta en 3 sentidos. Veamos cuáles son:

1. Mayor tasa de abandono

A nadie le gusta esperar, pero en Internet esto se agudiza a la enésima potencia. Cada segundo parece una eternidad a la hora de entrar en una web.

Según un informe de Google, un 25% de tus visitas no entrará en tu página si tarda más de 3 o 4 segundos en cargar.

2. Destroza tu SEO

Si a los usuarios les molesta esperar, a Google también. Y para que seas bien consciente de ello aplica una regla muy sencilla: si tu web no carga rápido, ellos no te van a posicionar alto. La velocidad de carga es uno de los criterios más influyentes del algoritmo del Google.

Este es el motivo por el que la gente no para de medir la velocidad de carga de su web. Sin velocidad no hay tráfico. Así de simple.

3. Menos ventas

Si Google no te posiciona alto porque tu web es lenta y muchos usuarios tampoco acceden por no esperar, el resultado es evidente: menos visitas implican menos ventas.

Fíjate hasta que punto llega el asunto que según un estudio de Amazon, un retraso en la carga de 0,1 segundos implica una pérdida del 1% de las ventas totales. Y eso para las cifras que maneja un gigante así puede ser mucho dinero.

Ahora que ya sabes por qué es importante, vamos a ver cómo medir la velocidad de tu web y cómo podemos mejorarla.

Cómo medir la velocidad de carga

Más adelante vamos a ver varias de las causas que pueden provocar que tu web sea lenta, pero razones hay muchísimas.

Piensa que cada nueva herramienta, plugin o cambio que introduzcas puede provocar un vuelco en los resultados, por eso es conveniente que revises regularmente la velocidad.

En Internet hay muchas herramientas para medir la velocidad, pero yo me voy a centrar en las 3 que considero que son mejores:

1. Pingdom

Pingdom es la herramienta por excelencia a la hora de medir. Al introducir tu dominio vas a ver que te hace un desglose de todos los archivos de la web y que te indica por barras de colores cuáles son los que tardan más en cargar.

2. Page Speed Insights

Page Speed Insights es la herramienta que te ofrece Google para ayudarte a mejorar la velocidad de tu página. Te va a indicar en una escala de 0 a 100 cómo de optimizada está tu web.

Además del resultado en sí, lo más útil de esta herramienta es que te muestra una serie de recomendaciones según nivel de importancia. También analiza la versión móvil de tu web.

3. GTmetrix

GTmetrix funciona de la misma manera que las 2 anteriores, pero el informe de resultados que muestra es muy completo y muy sencillo de interpretar.

Después del análisis te va a arrojar un listado de recomendaciones con 3 grados de urgencia. Además de decirte lo lejos o cerca que estás del promedio para ese criterio, te desglosa todos los archivos que afectan a cada punto.

Otra manera de medir la velocidad de tu web es con el propio Google Analytics. Solo tienes que entrar en el apartado de Comportamiento/Velocidad del sitio.

¿Cómo mejorar la velocidad de tu web?

Ahora que ya tienes las cifras delante, lo más seguro es que lo que te preocupe sea cómo mejorar la velocidad de carga. Para que puedas arañarle unos segundillos al cronómetro te traigo varios consejos para que optimices el rendimiento de tu web.

1. Hosting

Uno de los aspectos más determinantes es tu hosting. Si eres lector habitual del blog esto ya lo sabrás, pero si no lo eres que se te quede grabado a fuego: con un mal hosting tu página nunca irá rápida.

La velocidad depende del servidor y si está saturado o mal optimizado todas las webs que dependan de él irán al paso de la tortuga. ¿Quieres rapidez y buen precio? Contrata con nosotros MkzHost.com

2. Optimizar imágenes

A veces se pueden ver auténticas barbaridades en este tema, como personas que suben las fotos directamente desde su móvil al blog.

Para que te hagas unas idea, mientras que la foto de un móvil puede llegar a “pesar” varios megas, se valora que una foto para la web nunca debe superar los 100 kilobytes.

Para optimizar las imágenes solo tienes que usar 3 herramientas:

  • Gimp: programa gratuito de edición de fotos (estilo Photoshop) para que redimensiones las imágenes. Lo normal es que nunca superen los 850 píxeles de anchura.
  • Tinypng: después de redimensionada, esta herramienta lo que hará es reducir su peso sin que pierda calidad.
  • Wp Smush: un plugin obligatorio. Solo tienes que instalarlo y optimizará las imágenes para hacerlas menos pesadas.

3. Número de plugins

Los plugins están muy bien porque nos permiten añadir múltiples funcionalidades a la página, pero si instalas muchos ralentizarás la web. Revisa bien cuáles son los que necesitas de verdad y el resto bórralos.

Para comprobar lo que afecta el uso de cada plugin en el rendimiento de tu web usa P3 Plugin Performance Profiler.

4. Mejorar la caché

Entramos en un tema más técnico pero que es fundamental para que la web cargue a toda mecha.

Dicho de forma sencilla, activar la caché es decirle a tu servidor que tenga guardados cerca todos los archivos que se visualizan muy a menudo, para que cada vez que los tenga que mostrar lo haga más rápido.

Los 2 plugins más conocidos para esto son W3 Total Cache y WP Super Cache.