10 Soluciones De Hosting Mas Habituales

 

hosting-peru-web

1 – Hosting Compartido

Un servicio de hosting compartido se basa en meter un mismo equipo o máquina física una determina cantidad de clientes, generalmente más de 100. Cada cliente tiene su propia cuenta de hosting. Todas las cuentas de hosting comparten los recursos (CPU y RAM) de un mismo equipo físico. En general, no hay separación lógica fuerte entre clientes ni una asignación de recursos mínima para cada cuenta.

Como el equipo físico distribuye sus recursos entre las diferentes cuentas, si una de las cuentas genera una carga de trabajo excepcional el rendimiento del resto de cuentas se verá afectado. Además, dado que no hay separación lógica fuerte entre diferentes clientes, la privacidad que ofrece este servicio suele ser escasa.

Para ofrecer este tipo de servicio la gran mayoría de proveedores hacen uso de un software como cPanel, que facilita un poco el mantenimiento del servidor y, sobre todo, ofrece un panel de control para que el cliente pueda gestionar el servicio (crear cuentas de correo, añadir subdominios, crear bases de datos, …) de forma cómoda.

2 – Hosting Semidedicado o Hosting Profesional.

Se trata de un servicio de hosting compartido con la diferencia de que en cada equipo físico se ubica un menor número de clientes, provocando que teóricamente cada cuenta de hosting tenga mayor cantidad de recursos a su alcance.

Realmente, como cada cuenta de hosting no tiene una asignación de recursos propia, está solución presenta el mismo problema que un hosting compartido normal. Cada vez son menos los proveedores que lo ofrecen.

¿A que tipo de cliente esta orientado?

Se suele orientar a sitios web con mucho tráfico o como solución de hosting barato para empresas. Realmente, si un hosting compartido esta correctamente gestionado por el proveedor, una solución de hosting semidedicado no suele ofrecer ventajas claras.

3 – Hosting Cluster

Desde el punto de vista del cliente este servicio es igual que un hosting compartido, la diferencia reside en la infraestructura.

Un hosting cluster esta montado usando una granja de servidores, donde hay diferentes tipos de servidores y hay un montón de servidores de cada tipo. Todos estos servidores funcionan de forma coordinada para ofrecer un único servicio. Una web no está ubicada un servidor concreto, sino que son varios los servidores que le dan servicio.

Esta granja de servidores puede estar montando de forma que ofrezca un mejor rendimiento y disponibilidad que un hosting compartido normal. Pero también puede estar montando de forma que, en la práctica, no ofrezca ventajas reales para el cliente.

4 – Planes Revendedor.

Se conoce como plan revendedor a un servicio que incluye una herramienta desde la cual el cliente
puede crear y gestionar cuentas de hosting compartido.

Puede estar montado de formas muy variadas. Generalmente, el proveedor pone entre 10 y 50 revendedores en un servidor y espera a que el servidor se vaya llenando de cuentas de hosting, hasta que llega un punto en el que el equipo físico no da para más.

Nuestros planes revendedor consisten en una herramienta, Panel de revendedor, integrado en el área de clientes, desde el cual el cliente va creando cuentas de hosting. Las cuentas de hosting se van creando en diferentes servidores, de forma que evitamos sobrecargar un mismo servidor.

5 – Servidor Dedicado 

Un servidor dedicado es equipo o máquina física, propiedad del proveedor, que se alquila de forma integra al cliente. El alquiler no sólo incluye la máquina, como mínimo también incluye la conexión a Internet y servicios básicos de manos remotas.

El servicio de manos remotas es imprescindible en este tipo de servicio, ya que el servidor dedicado esta en un centro de datos al cual el cliente no tiene acceso y, por tanto, de alguna forma se debe poder solventar las situaciones que requieren que una persona este delante del servidor para reiniciarlo, mirar la consola o acceder a la BIOS.

Un servidor dedicado puede ser gestionado por el proveedor o por el cliente. Que el proveedor gestione el servidor supone que ellos se encargan de instalar actualizaciones, garantizar cierto rendimiento, gestionar las copias de seguridad, etc.

6 – Servidor Virtual, Maquina Virtual  VPS

Imagina que tienes una máquina física, usando un software de virtualización puedes dividir la máquina en varios “pequeños” servidores virtuales. Cada uno de esos servidores virtuales es funcionalmente muy parecido a una máquina física, ya que cada uno tiene su propio sistema operativo, su propio sistema de archivos, su propia interfaz de red, etc.

En este caso el cliente obtiene el acceso dedicado y exclusivo de un servidor completo. Realmente no es un equipo físico completo, pero funcionalmente es casi lo mismo y el coste de un servidor VPS suele ser menor que el de un servidor dedicado.

Un servidor virtual puede ser gestionado por el proveedor o por el cliente. Que el proveedor gestione el servidor supone que ellos se encargan de instalar actualizaciones, garantizar cierto rendimiento, gestionar las copias de seguridad, etc.

7 – Servidores Cloud o Infraestructura como servicio (laaS)

En esencia, un servidor cloud es lo mismo que un servidor virtual, aunque es cierto que en general hay ciertas diferencias que hacen que un servidor cloud sea una solución más completa y mejor.

Tres son las ventajas principales respecto a un servidor virtual: la infraestructura sobre la que se sustenta, las herramientas de gestión y el modo de facturar.

Un servidor cloud se sustenta sobre una infraestructura que permite abstraerse totalmente hardware físico, permitiendo migraciones y redimensionamiento en caliente. Además, un servidor cloud ofrece herramientas de gestión mucho más completas, que te permiten crear nuevos servidores en un instante, crear copias de seguridad, añadir IPs y mucho más. Por último, un servicio cloud no tiene o no debería tener un coste fijo al mes, sino que se factura por el consumo real de recursos.

8 – Plataforma Como Servicio (Plaas)

Se trata de una solución de hosting especializada en alojar una tecnología concreta, por ejemplo, puedes haber un proveedor PaaS especializado en Java, otro en Ruby, otro en Python, etc.

Generalmente ofrecen herramientas que agilizan el proceso de poner en producción una aplicación, es decir, facilitan el deployment de las aplicaciones.

En general, usan una infraestructura de tipo cluster, ofreciendo un buen rendimiento, escalabilidad y alta disponibilidad.

9 – Housing y Colocación

Consiste en que el cliente lleva equipos de su propiedad a un centro de datos, quienes le alquilan el espacio físico, la electricidad y la conexión a Internet.

¿A que tipo de cliente esta orientado?

La mayoría de proveedores de hosting solemos contratar este tipo de servicios, aunque también es lo que suelen usar las grandes empresas.

10 – ¿Para que quieres más?

Si aún no has tenido suficiente hay proveedores que ofrecen otras muchas soluciones, por citar algunos:

Alojamiento de aplicaciones concretas

El proveedor te ofrece un servicio de hosting que viene con un software o aplicación concreto pre-instalado. El cliente simplemente tiene que usar la aplicación, mientras que el proveedor se encarga de mantener la infraestructura y la aplicación.