Tipos de alojamiento web

tipos-de-hosting

¿Cuantos tipos de alojamiento web puedo encontrar?

Puedes imaginar cuantos tipos de hospedaje web existen, nos centraremos en conocer los tipos de hospedaje web más habituales, que podemos encontrar así podremos entender un poco más y diferenciar todas las clases de alojamiento web, la cual nos va permitir saber elegir el tipo de hospedaje que necesitamos de acuerdo a las necesidades que tengamos en nuestro negocio o empresa.

  • Alojamiento web compartido

Suele ser la opcion más habitual para aquellos que empiezan con un  pequeño sitio web o blog, la cual no se necesita de muchos recursos para el sitio por ese motivo las empresas de hosting o alojamiento web configuran los servidores para alojar en cada uno de ellos a más de un alojamiento. El numero de alojamiento en cada servidor dependerá de las políticas establecidas por la propia empresa que te vaya a brindar el servicio y varía por ejemplo según la potencia del servidor, RAM, total o espacio en disco duro.

 Ventajas del alojamiento web 

El precio, suele ser la opción más económica frente a otras opciones. También la administración del servidor, ya que ésta recae sobre la empresa de alojamiento y evitamos la necesidad de tener conocimientos avanzados de administrador de servidores.

Inconvenientes del alojamiento web compartido

Los recursos del servidor asignados suelen ser muy bajos e ilimitados para el sitio, ya que se comparten entre entre todos los clientes alojados en el. Además dentro de las políticas de seguridad que la empresa de alojamiento establezca en los servidores compartidos, es probable que nos encontremos con limitaciones en cuanto a la disposición de módulos, permisos o configuración para la instalación en el alojamiento de determinadas herramientas, mientras que el alojamiento web individual se caracteriza por que solamente podemos alojar un dominio nada mas.

Alojamiento web multidominio 

Estaríamos hablando también de un Alojamiento web compartido en el que la empresa de hosting nos permitiría alojar más de un dominio. Por ejemplo, en el panel de control del alojamiento tendríamos unos recursos (espacio en disco, número de buzones de correo…) que podríamos repartir entre 2 dominios, cada uno con su página web independiente.

  • Alojamiento web linux 

Aquí sí hablamos de la tecnología del servidor. Los servidores de alojamiento pueden ser linux o windows.  Si optamos por una web programada en PHP y con base de datos MySQL (tecnologías de código abierto o libres) nos servirán los alojamientos web basados en linux. Los alojamientos web linux suelen ser más económicos, sobre todo porque evitan el coste de las licencias a diferencia de los windows.

  • Alojamiento windows 

Si nuestra página web está desarrollada con programación ASP y bases de datos SQLServer (ambas son tecnologías de Microsoft), necesitaremos que nuestro alojamiento sea windows. No obstante, si ya tenemos contratado un alojamiento bajo plataforma windows (en un servidor windows) éste también es compatible con PHP y MySQL, por lo que una de las ventajas es que matamos dos pájaros de un tiro.

  • Servidores dedicados 

El concepto de dedicado hace referencia a que no compartimos recursos con otros usuarios. El servidor en el que está alojada nuestra página web nos dedica el 100% de los recursos a nosotros. La ventaja es que podremos alojar páginas más exigentes en cuanto a necesidades de recursos, podremos configurar las características de nuestro servidor de forma personalizada para nuestras aplicaciones web o incluso ser más permisivo en las medidas de seguridad.

El alojamiento dedicado puede ser windows o linux, dependerá del sistema operativo con el que lo hayamos contratado. Comentamos dos opciones habituales de alojamiento dedicado:

Servidores dedicados :Disponemos de un servidor 100% para nuestra web (o webs).

Servidor virtual (vps): En ocasiones el 100% de un servidor dedicado es demasiado para las características de nuestra web, por ese motivo las empresas de alojamiento dividen el 100% de los recursos en servidores virtuales (VPS) independientes entre sí. La ventaja para el cliente será la de disponer de un servidor dedicado (virtual), eso sí, reducir (proporcionalmente) el coste del servidor.